viernes, 9 de agosto de 2013

Percy Jackson y el Mar de los Monstruos


Percy Jackson no se está sintiendo muy heroico últimamente. El hijo mitad humano de Poseidón alguna vez salvó al mundo, pero está comenzando a pensar que quizás haya sido un golpe de suerte. ¿Acaso es vencedor de una sola misión?


Cuando Percy se entera que tiene un medio hermano, que es un monstruo, se pregunta si ser hijo de Poseidón es más una maldición que una fortuna. Pero no tiene mucho tiempo para lamentarse; las fronteras mágicas del Campamento Mestizo se están comenzando a desmoronar y una horda de monstruos míticos amenaza con destruir el santuario de los hijos de los dioses.


Para poder salvar el refugio de los semidioses, Percy y sus amigos deberán encontrar el legendario Vellocino Dorado. Su viaje los lleva a Washington, D.C. y a la costa de Florida, donde se embarcan en una peligrosa odisea a las aguas inexploradas y mortales del Mar de los Monstruos… Conocido entre los humanos como el Triángulo de las Bermudas.


Un toro mecánico gigante que respira fuego, aterradoras criaturas marinas, un cíclope gigante y otros semidioses de lealtades inciertas, nunca antes los riesgos habían sido tan grandes, y si Percy no lo logra el Campamento Mestizo dejará de existir y todo el Olimpo se vendrá abajo.


La literatura de ficción para jóvenes adultos (young adult fiction) ha tomado mucha fuerza en los últimos años, generando obras populares y autores especializados en la misma, uno de los cuales es Rick Riordan, profesor de mitología griega en varias universidades de California y Texas, y autor de la saga de Percy Jackson and the Olympians, conformada  por cinco libros y una gran legión de seguidores.


Cinco años luego de publicar el primer libro de la serie (Percy Jackson and the Olympians: The Lightning Thief), 20th Century Fox produjo en el 2010 la película homónima, dirigida por Chris Columbus (destacado guionista y director, responsable de las primeras dos película de Harry Potter), que si bien tuvo el apoyo de un gran estudio, no destacó por encima de otras producciones similares, como las siguientes películas de HP, La Brújula Dorada y la malograda Eragon, producida también por Fox. Parecía que la saga fílmica de Percy Jackson había acabado en su punto de arranque.


Tres años después, por sorpresa y contra todo pronóstico, Fox anuncia la producción de la siguiente entrega de la saga: Percy Jackson and the Olympians: Sea of Monsters, bajo la producción de Columbus y dirección de Thor Freudenthal (Hotel para Perros), junto con la intención de continuar la producción de toda la serie.


Más que la película en sí, que contra todo lo que esperaba me pareció bastante entretenida, me sorprendió más el talento de la Fox, como estudio, para volver a colocar en el interés popular  un concepto que ya considerábamos caduco luego de tres años de ausencia, mediante una campaña publicitaria constante y masiva. Esta película mantiene un ritmo entretenido, ideal para su público objetivo, y efectos especiales que superan a los de otras producciones de la temporada (el Toro de Cólquide, por ejemplo).


Sus principales defectos es que, si bien respeta más del 80 por ciento de su elenco original, hay cambios inevitables en personajes secundarios (Anthony Head como Chiron, o Nathan Fillon como Hermes). Además, si bien hay un excelente manejo de efectos digitales, hay un diseño de producción deficiente con los objetos y escenarios reales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...