viernes, 3 de octubre de 2014

Viernes Retro: Sleepaway Camp


A finales de la década de los 70 y principios de los 80, el cine de terror presenció el surgimiento del sub-género slasher con películas como La Matanza de Texas (1974), Halloween (1978), Viernes 13 (1980) y Pesadilla en la Calle del Infierno (1984). El asesino en serie, armado con instrumentos punzocortantes y particular sadismo hacia sus víctimas, se convirtió en una nueva clase de monstruo cinematográfico, estableciendo sus propios métodos y reglas. Lo que nos lleva ahora a recordar cuando dichas reglas fueron llevadas al extremo en una película: Sleepaway Camp.



Sleepaway Camp fue una película norteamericana producida en 1983, escrita y dirigida por Robert Hiltzik, y cuenta la historia de Angela, una chica que vive un intenso trauma cuando, siendo niña, su padre y su hermano mueren por la irresponsabilidad de unos adolescentes, quienes los arrollan con una lancha de motor dentro de un lago. Durante ocho años, Angela queda bajo el cuidado de su tía Martha, quien decide enviarla, junto con su propio hijo, Ricky, al campamento Arawak. Dado el carácter introvertido de Angela, tanto ella como Ricky, por defenderla, son molestados por otros campistas… Y es entonces cuando, uno por uno, estos abusadores aparecen muertos de las maneras más grotescas posibles.


Aquí les presento la versión íntegra, sin cortes ni censura de Sleepaway Camp. Disfrútenla.

Entonces, con un argumento tan sencillo, ¿qué es lo interesante de Sleepaway Camp, y porqué se ha convertido en una de las películas de terror más subterráneas y populares de los años 80? Posiblemente se deba a la inocente crudeza con la que el director abordó las escenas de los asesinatos; o tal vez sea por su aproximación al elemento erótico, pues si Hiltzik sabía que el sexo es un factor común en este tipo de películas, también sabía que es un elemento que funciona en ambas direcciones. Por eso, a lo largo de la película abundan tomas complacientes de mujeres y hombres con pantaloncillos cortos y descamisados, además de una fuerte carga homo-erótica en grupos de varones semidesnudos practicando juegos inocentes, o de mujeres mirándose entre sí de manera provocativa.


Tal vez el mayor impacto de la película radica en su final, uno de los más impresionantes que se han filmado para este tipo de cine, tanto por la sorpresa que se reserva para el espectador como por su desarrollo narrativo y el claro desnudo frontal de Angela.



Tras Sleepaway Camp se produjeron dos secuelas directas sin la colaboración de Robert Hiltzik: Sleepaway Camp II: Unhappy Campers (1988) y Sleepaway Camp III: Teenage Wasteland (1989). En ambas Angela resurge como la asesina, interpretada por Pamela Springsteen (hermana del cantante Bruce Springsteen). Estos filmes no gozaron del éxito de la primera entrega, pues además manejaron un tono más de humor negro que de auténtico horror. Incluso se filmó una cuarta parte a principios de los 90 (Sleepaway Camp IV: The Survivor), que no se completó sino hasta el 2012, para lanzarse exclusivamente en servicios de video on demand.


En el 2008 Hiltzik escribió y dirigió Return to Sleepaway Camp, secuela directa de la primera entrega, de 1983

Fue hasta el año 2000, al ser contactado para realizar el comentario para la edición en DVD de Sleepaway Camp, que Robert Hiltzik se da cuenta de la magnitud de seguidores que tiene su película, razón por la cual acepta escribir y dirigir otra secuela, ignorando la historia de las anteriores y retomando el ritmo de la primera entrega. Return to Sleepaway Camp se lanzó directamente en video en el 2008. Desde entonces el trabajo de Hiltzik ha girado completamente alrededor de esta película, la distribución de sus secuelas y el contacto con los admiradores. De hecho actualmente se está considerando realizar una nueva versión de Sleepaway Camp que, de producirse de acuerdo a lo planeado, se estrenaría en el año 2016. 

Pero, aunque doy el beneficio de la duda, no creo que pueda lograr el mismo efecto que la primera versión de una película que supo romper con gran efecto las reglas que acababan de forjarse para este tipo de cine, razón por la cual la recomiendo ampliamente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...