lunes, 24 de marzo de 2014

Noé


Realmente considero que todo director que ha destacado dentro del cine independiente y de arte, ganando la atención de grandes estudios y productores, debe pasar una prueba de fuego que consiste en la realización de una película de alto presupuesto, elenco estelar, un calendario de producción rígido e inclusión de los intereses del estudio en todos los pasos de la producción. Si el director logra sobrellevar estas situaciones y todavía consigue presentar una película destacable y con carácter, entonces estamos realmente ante un gran cineasta.

Desde Pi y hasta El Cisne Negro, Darren Aronofsky ha desarrolado una filmografía solida y distinguida por su peculiar estilo de narración, fotografía, perturbadoras imágenes, personajes e historias sobre la complicada psique humana.
Para Noé, su película de mayor presupuesto hasta la fecha (más de 125 millones de dólares), basándose visualmente en la novela gráfica de Ari Handel, Aronofsky ha elegido reinterpretar este famoso mito bíblico lejos de todo estándar de solemnidad, permitiendo que sus escenarios y edición comuniquen la magnificencia de la voz del creador y la decadencia de la raza humana antes del diluvio.
Nuevamente la fuerza del discurso del director radica en sus personajes, que van mucho más lejos de los estándares que la religión ha impuesto sobre ellos, presentando a un Noé motivado y finalmente obsesionado con su plan (algunas críticas lo han considerado como un ambientalista llevado al extremo); a sus hijos y esposa, arrastrados inocentemente hacia dicha obsesión, haciéndoles cuestionar sus lealtades; y villanos con retorcidos discursos sobre la posición del hombre como especie dominante. Por otro lado, la joven Emma Watson demuestra en más de una ocasión porque era el activo más valioso dentro de la franquicia de Harry Potter.

Y si bien esta cinta ha generado discrepancia entre algunos espectadores que esperaban ver un reproducción fiel a lo descrito en la Biblia, podemos considerar esta la películas más ligera y comercial de Aronofsky, pero que no deja de tener el mismo impacto y fuerza que lo ha hecho ganarse un lugar en el cine de arte y, poco a poco, dentro de la misma industria.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...