martes, 20 de noviembre de 2012

Middle Age Freak: Usa la Fuerza o Polvo de Hadas



Publicado originalmente en Reino Geek (13 nov 2012)
 
Realmente no recuerdo quién lo dijo, cuándo y en qué contexto lo dijo, donde lo escuché o lo leí publicado, ya fuera en papel o en Internet, pero sí recuerdo que era la opinión es de un articulista cinematográfico que calificaba a George Lucas como el más importante cineasta independiente de la historia, a lo que únicamente pude pensar en ese momento: ¿Hablan en serio?

George Lucas es una de las figuras de la industria del entretenimiento más representativas de la historia moderna. Aplaudido o vilipendiado por cientos de razones, lo cierto es que pocas personas pueden ser criticadas y analizadas tanto como creativo, cineasta, promotor, escritor, tecnológico, empresario, líder de movimientos y comerciante desenfrenado.


Y… Acaban de acabárseme las ideas… Mejor dicho me he dado cuenta que casi todo sobre Lucas se ha dicho o publicado, en términos serios, analíticos o en franca sátira. También me doy cuenta que llevó más de 20 años disfrutando, recorriendo y consumiendo productos de Lucasfilm: películas de Star Wars o Indiana Jones; la memorable Laberinto; las series de televisión del Joven Indiana Jones o Clone Wars; los videojuegos más exitosos de sus franquicias, incluyendo Maniac Mansion y sus diferentes finales, de los cuales sólo he logrado sacar dos; comics, libros y revistas, de ficción, coleccionismo o biografías; juguetes de Star Wars que poseo desde niño y otros que me regalaron mi pasado cumpleaños; mis DVDs de toda la saga Star Wars e Indiana Jones, y un VHS con la copia de la copia de la copia del despreciado Holiday Special.

En verdad nunca creí que George Lucas fuera un verdadero cineasta independiente, aunque es cierto que el famoso trato que hizo con 20th Century Fox para retener sus derechos de autor y comercialización ha sido de los movimientos comerciales más sorprendentes de su tiempo, permitiéndole mantener el control de todo su trabajo, a nivel creativo y comercial. Lucasfilm Ltd. jamás ingresó a la bolsa de valores y su director solamente tenía que responderle  una persona… A sí mismo.
 
Posiblemente esta fue la única gran dependencia de George Lucas. Responderle a una persona que demandaba tener control en todo aspecto de la industria que levantó de la nada. Ser al mismo tiempo el hijo que pretende vivir bajo las expectativas del padre, con los sueños del adolescente y el dinero del abuelo que, finalmente, parece haber dicho que es suficiente y es tiempo de descansar.

El pasado de Lucasfilm no cambia con su compra por parte de Disney. La trilogía original seguirá siendo una obra magnífica, mientras la segunda seguirá siendo deficiente y las ediciones especiales seguirán siendo abominaciones, tanto como los comics de Marvel (propiedad también de Disney) y los de DC (propiedad de Warner) siguen siendo malos en su mayoría.
El futuro es el que pinta interesante para Lucasfilm, pues finalmente muchos aficionados tendrán lo que han pedido durante años: A un George Lucas relativamente fuera de la ecuación; a una talentosa mujer como lo es Kathleen Kennedy a la cabeza de la empresa; a nuevos directores detrás de las cámaras y una historia que, luego de 30 años, empezará a avanzar en lugar de retroceder y llenar vacios insustanciales.

Ojalá estemos listos para ello.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...