viernes, 23 de noviembre de 2012

Middle Age Freak: 25 años de Nintendo



Publicado originalmente en Cultura Cómic (25 octubre 2010)

 

Mi primera consola de videojuegos fue un Nintendo Entertainment System (NES). Lo recibí una tarde de sábado, pero no pude conectarlo hasta el día siguiente. Esa noche no logré dormir y me levanté en silencio para ver todo lo que contenía aquella enorme caja negra: La consola, su grisáceo cartucho de juego que incluía el Súper Mario Bros y el Duck Hunt, todos los cables para conectarlo, su instructivo horrendamente traducido al español, la brillante pistola Zapper y un par de extraños controles para alguien que conocía solamente las maquinitas de la calle.

Fue el 18 de octubre de 1985 que el NES llegó a occidente, con pocas unidades y en almacenes de prestigio de la ciudad de Nueva York. Sería hasta 1989 que los mexicanos podríamos conseguirlo y exclusivamente en Liverpool. Luego de sesenta millones de unidades vendidas en su historia, se puede decir que el NES ha sido una de las consolas que más ha marcado el ritmo en la industria de los videojuegos, como podrían ser ahora  los casos del Playstation y el Nintendo Wii

Sin embargo, para los gamers mayores de 30 años (aun los que consumen lo último de esta tecnología) el NES ocupa un lugar especial dentro de su vida como videojugadores. En primer lugar podemos mencionar el estatus social. A diferencia de las consolas actuales, conseguir un NES era complicado, económicamente hablando (antes de los tratados de libre comercio y las tiendas especializadas). Por lo tanto, quien tenía un NES se volvía el centro de la atención en la escuela o entre el círculo de amigos.

Muchas cosas que vivimos los jugadores del NES fueron preámbulo a lo que se vive actualmente en la industria. El NES fue la primera consola que explotó el concepto de las franquicias: Súper Mario, Contra, Megaman, Castlevania, Legend of Zelda y Prince of Persia fueron algunos de los juegos que ofrecieron conceptos de continuidad en sus historias y superación tecnológica en cada una de sus entregas.

También fue una consola que se prestaba a la experimentación en sus periféricos: Desde controles especiales como el Nes Advantage (nunca hubiera acabado Battletoads sin su función de cámara lenta) y el Nes Max hasta el rarísimo Power Glove (nunca supe cómo funcionaba), el primer tapete interactivo (el Power Pad) y el infaltable Zapper (malditos patos que se negaban a morir en el Duck Hunt).

Esta experimentación alcanzó niveles sorprendentes en algunos casos, como el de Startropics, uno de los juegos más impresionantes de su año y el cual no pude acabar pues, a mitad de la historia, era necesario operar un submarino con una clave secreta que venía dentro de un sobre en la caja del juego y el cual debía disolverse en agua… El problema es que el juego lo había rentado e ignoraba ese detalle.

Y hablando de renta de videojuegos, los cartuchos de NES fueron los primeros en alquilarse dentro de videoclubes o de manera independiente, dando inicio a una ramificación de la industria que sigue vigente. También el NES dio pie a la edición de revistas especializadas (Nintendo Power fue la más longeva de éstas) o guías de juego. En este rubro podemos mencionar la revista Club Nintendo, creada por Gustavo Rodríguez y José Sierra como parte de un innovador plan de mercadotecnia que consideraba de manera muy especial al naciente mercado de los gamers.

De Nintendo fueron las primeras tiendas especializadas en videojuegos. Recuerdo la más popular, ubicada sobre Insurgentes y frente al Hotel de México, donde muchos amigos non congregábamos cada sábado para jugar por horas en las pantallas de exhibición, que tenían conectados ocho juegos en cada una.

Y a nivel personal puedo decir que el NES mejoró mi inglés hasta el punto de impresionar a mi maestra de secundaria, quien al preguntarme cómo pude aventajar a mis compañeros de clase, le contesté con gran satisfacción: jugando Nintendo. Pues cuando uno juega Final Fantasy o se atasca en el Simon Quest, se ve en la necesidad de leer cada palabra del instructivo con un diccionario inglés-español a lado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...