lunes, 6 de febrero de 2017

Las Mejores Escenas del 2016.


Bienvenidos de nuevo a este blog, que reactivo con una de las listas tradicionales que, cada año, hace que me quiebre la cabeza al pensar cuáles fueron los momentos más memorables de las películas que presencie el año pasado. Les recuerdo que esta lista se basa en las películas que se estrenaron o lanzaron en territorio nacional durante el 2016 y que pude presenciar de una u otra forma, directamente en cine, video o streaming. Además, es obvio que esta lista vienen con varios spoilers. Están advertidos.


12 – El último encuentro con Henry – War Dogs.
El director Todd Phillips, famoso por su serie The Hangover, presentó aquí la que podría ser su mejor película hasta ahora. Sin abandonar los recursos de la comedia, logra tocar temas más complejos y sus consecuencias en personajes virtualmente inocentes, como se demuestra aquí, donde el villano (interpretado por Bradley Cooper, actor fetiche del director) se revela como una víctima de las circunstancias de su oficio como negociante de armas.



11- El “tour” de la casa del ciego – Dont´ Breathe.
La segunda producción del chileno Fede Álvarez en E. U., luego de su espectacular remake de Evil Dead, fue una película con una identidad propia y un ritmo narrativo original, encabezado por esta escena, donde una toma ininterrumpida nos muestra los escenarios y elementos que formarán parte significativa en su historia, estableciendo el escenario para lo que sucederá a continuación (el clip de abajo no es la escena que describo, pero también está chida).


10 – La muerte de la Ancestral – Dr. Strange.
Por encima de la alucinante persecución en la Dimensión Espejo por las calles de New York y el ingenioso duelo entre el Dr. Strange y Dormamu, está el trabajo de la talentosa Tilda Swinton como la Ancestral, quien logra reinventar el concepto de los personajes que funcionan como guía espiritual para el protagonista. Swinton no solo proyecta la sabiduría que se espera en su papel, sino también la naturaleza humana, las inseguridades, el humor e incluso la incertidumbre en la aceptación ante la idea de la muerte.

  
9- El Diablo vs. Incubus – Suicide Squad.
Una de las mayores decepciones del año presentó también una de las actuaciones más memorables en películas de superhéroes. Jay Hernández logró lo que para muchos parecía imposible; interpretar a un personaje latino que no cayera en el humor involuntario. Y durante varias semanas su “¡Ya te chingaste, wey!”, se convirtió en frase de batalla para muchos.


8 - Yorktown – Star Trek Beyond
Ya fuera en la presentación de esta estación espacial o en las peleas finales alrededor de la misma, director, diseñadores de producción y editores, en conjunto, lograron concretar maravillosamente en pantalla las visiones que varias generaciones de escritores de ciencia ficción han tenido y presentado durante años.


7- El origen del Hombre Canker – Before I Wake.
El clímax y la resolución del misterio en donde el 80 % de las películas de terror fracasan estrepitosamente. Sin embargo, el director Mike Flanagan (uno de los más prometedores cineastas dentro del género) logra construir en esta película una historia sensata que nos conduce a este momento, donde la explicación y comprensión de las circunstancias alrededor del fenómeno nos ofrecen el final más enternecedor (no por eso menos opresivo) que he visto en una película de terror.


6- Superman Vs. Luthor – Batman Vs. Superman.
Muchos despreciaron la actuación de Jesse Eisenberg como Lex Luthor, pero el gran talento de este joven actor se manifiesta en la mayoría de sus escenas, particularmente en esta, donde se muestran las características de la rivalidad moderna entre Superman y Luthor, junto con un ágil diálogo acerca de la naturaleza de la divinidad y las motivaciones del villano para mostrar las deficiencias del héroe.


5 - La pelea en Times Square y el enfrentamiento con Rowan – Ghostbusters.
Injustamente despreciada por aficionados y público en general, esta película estuvo a la altura de su predecesora en materia de humor y espectacularidad, como se demuestra en los enfrentamientos finales. Fotografía, luces, sonido y efectos especiales se mantienen en perfecto balance con diálogos y actuaciones para presentar esta secuencia de combate y la impresionante batalla contra Rowan.


4 – El taxi – Deadpool.
¿Cómo escoger un solo momento en lo que para muchos es una obra maestra de principio a fin? ¿La pelea en la autopista? ¿El encuentro de Deadpool con Colossus y Negasonic Tennage Warhead? ¿El rap de Deadpool? ¿La cuarta pared dentro de la cuarta pared? Si tengo que escoger, me quedo con la segunda escena del taxi, donde la naturaleza satírica del personaje alcanza su máxima expresión.


3 - Kyuta regresa al mundo humano – The Boy and The Beast.
El director Mamoru Hosoda nos presenta durante la primera mitad de esta película una fábula sobre la inusual relación de un niño rebelde y su maestro huraño en un viaje para fortalecerse mutuamente. Sin embargo, al llegar a este punto (y en las escenas inmediatas) la película da un giro completo e inesperado, convirtiéndose en la búsqueda del protagonista por su identidad, el descubrimiento de nuevas experiencias y la posibilidad de tener una vida normal, convirtiéndose así en una historia sumamente compleja, interesante y que logra madurar conforme sus personajes lo hacen.


2 - La revelación – Arrival.
El mejor cine de ciencia ficción no es aquel que presente la más innovadora especulación o propuesta científica, sino la que logra vincularla emotivamente con la naturaleza humana. Y el trabajo del director Denis Villeneuve lo consigue maravillosamente. La revelación en el regalo de los alienígenas se convierte en el punto clave no sólo para alcanzar el clímax de la película, sino para lograr vincularnos con los sentimientos de la protagonista y la emotiva decisión que toma al final.


Mención Especial: Batman y Batichica tienen sexo – The Killing Joke.
Los que pudieron ver esta película en las proyecciones especiales que se organizaron en una cadena de cines nacional se llevaron una gran decepción. Sin embargo, en medio de una pobre adaptación de la que es considerada una de las mejores historias de Batman que se han escrito, resalta este momento (concebido originalmente para esta película) que sorprendió a muchos, perturbó a otros y encantó a la mayoría, algunos de los cuales exclamaron con beneplácito: “¡Batman del Futuro ya tiene sentido! ¡Ya todo está conectado!”



Y la mejor escena que presencie en el cine del 2016 fue:

1 – Los últimos cuatro minutos – Rogue One: A Star Wars History.
Conforme vemos caer uno a uno a los miembros del escuadrón Rogue One y la Estrella de la Muerte se perfila sobre el horizonte, el espectador comprende la magnitud de lo que está presenciando y el resultado inevitable. Rogue One no sólo presenta por vez primera en esta saga la naturaleza cruda de una guerra de resistencia, sino que también, paralelamente, rescata los elementos que capturaron a su público en 1977, incluyendo la presentación de Darth Vader como el villano icónico que es dentro de la serie y del cine en general. El director Gareth Edwards finalmente logró lo que Abrahms y el propio George Lucas no consiguieron: reintroducir la emoción y el encanto de Star Wars a una generación desangelada de la misma.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...