viernes, 22 de agosto de 2014

Viernes Retro. John Hughes



Los que tenemos alrededor de 35 años tal vez no reconozcamos el nombre de este popular cineasta, pero sin duda hemos disfrutado alguna de las películas que Hughes escribió, produjo o dirigió entre 1979 y 2008, algunas de las cuales son consideradas actualmente como piezas cinematográficas de culto y de gran valor dentro de la cultura popular norteamericana.

John Wilden Hughes, Jr. tuvo una prolífica carrera dentro de la industria cinematográfica, en gran medida como guionista de películas como National Lampoon’s Vacation (que en México conocimos como Vacaciones), Pretty in Pink, Beethoven, 101 Dalmatians y la exitosa serie Home Alone (Mi Pobre Angelito).  

Pero indudablemente su labor como director (entre 1984 y 1991) presenta los puntos más destacados dentro de su carrera. Hughes dirigió ocho películas en total, que él mismo escribió:


Sixteen Candles (1984): Una comedia del tipo coming-of-age (término acuñado para describir las historias que giran alrededor de alcanzar la mayoría de edad), donde una joven debe sobrellevar el día de su cumpleaños 16, el cual todos sus amigos y familia parecen haber olvidado. Fue una película muy exitosa e impulso la carrera de su director y su protagonista, Molly Ringwald.


The Breakfast Club (1985): Conocida en México como El Club de los Cinco, es probablemente la obra maestra de Hughes como director. Cinco estudiantes, cinco arquetipos del ambiente escolar de la época, comparten una mañana de castigo. Conformen pasen las horas cada uno irá revelándose ante los demás, demostrando que realmente son mucho más complicados de lo que cada uno representa.


Weird Science (1985): Llamada Ciencia Loca en nuestro país,  esta comedia de ciencia ficción se alejó de las temáticas habituales de su director para presentar una historia disfrutable que, en años posteriores, generó una popular serie de televisión y, actualmente, se discute la posibilidad de un remake.


Ferris Bueller’s Day Off (1986): La segunda película más importante en la carrera de Hughes como director es la historia de un adolescente que decide tomarse un día de descanso en la escuela y divertirse con sus amigos en la ciudad de Chicago. Y si bien esta película abordó ingeniosamente temas como el madurar, aceptar las responsabilidades y aprender a gozar el momento, su mayores méritos radican en ser de las primeras películas que utilizaron hábilmente el recurso de romper la 4ª pared con el espectador y también de las primeras que presentó un final post-créditos.


Planes, Trains and Automobiles (1987): Intentando alejarse de las temáticas adolescentes, Hughes presentó esta película, protagonizada por John Candy y Steve Martin como una típica pareja dispareja que comparten un accidentado viaje.


She’s Having a Baby (1988): Una comedia romántica protagonizada por Kevin Bacon y Elizabeth McGovern, acerca de los cambios que deben sufrir una pareja de recién casados cuando están a punto de tener un bebé.



Uncle Buck (1989): Una comedia familiar protagonizada nuevamente por John Candy como un hombre desempleado que debe quedar a cargo de cuidad a los hijos de su hermano.


Curly Sue (1991): La última película de Hughes como director fue una historia sobre las circunstancias de la paternidad, donde una pareja de padre e hija se dedican a sobrevivir mediante pequeñas estafas.



Todas estas películas impulsaron la carrera de actores como Matthew Broderick, Anthony Michael Hall, Emilio Estevez, Judd Nelson, John Cusak y Robert Downey Jr., entre otros. En 1994 Hughes se retiró de la luz pública, otorgando escasas entrevistas y limitando su trabajo a la redacción de guiones y la producción. John Hughes falleció el 6 de agosto del 2009 a causa de un ataque cardiaco, pero habiendo capturado durante su carrera a toda una generación de jóvenes que enfrentaban las dificultades de crecer en un mundo que empezaba a sobrepasar las ideas arcaicas de generaciones anteriores.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...